Menu

Michael Kors qatar

0 Comment

En Málaga dio clases en el Ateneo a sus antiguas compañeras e incluso a una niña de talento portentoso Michael Kors qatar que años más tarde ha dado gloria al flamenco: Rocío Molina. Hasta el año 2005, año de la primera Bienal de Málaga en Flamenco, la vida de La Lupi fue tirar de sus alumnas y moverlas por teatros y salas. Un no parar. Ese año estrenó ‘La serrana’ en la Bienal de Málaga y reconoce que fue el punto de inflexión definitivo para su carrera. Más tarde Rafael Amargo organizó su puesta de largo en el Teatro Real de Madrid y Juan de Juan le ofreció una gran oportunidad que de nuevo supo aprovechar.

Sin embargo, el nombre de La Lupi se escribió en mayúsculas en la historia del flamenco a raíz de una llamada telefónica que recibió en 2012. Era Miguel Poveda y quería que fuera la figura de baile de su espectáculo ‘Artesano’.Michael Kors qatar  Con la gracia que la caracteriza, ella le lanzó una broma: «No sé si podré, tengo la agenda muy apretada». Con ese mismo chiste nació una amistad más allá de lo profesional que ochenta conciertos después se mantiene intacta. Ahora a Susana Lupiáñez se le abren un abanico de proyectos. Mantiene intacta su ilusión y sus ganas de seguir aprendiendo. En diciembre estará en el Cervantes con ‘Mudanza’ y ya prepara su próximo espectáculo, un homenaje muy especial a La Paula.

Academias, gimnasios, Michael Kors qatar salas de baile, pubs, colegios, asociaciones de vecinos, clases particulares… Las opciones para aprender a bailar ritmos latinos en Málaga son múltiples, y a precios variados. También hay quien lo intenta a través de plataformas como Youtube, en la que pueden descargarse cientos de vídeos de personas de todo el mundo que muestran sus dotes ante la cámara de forma didáctica, o con revistas, libros o manuales sacados de Internet. Las alternativas son muchas, pero en el fondo todos, o la inmensa mayoría, persiguen un objetivo: llegar a ser el rey de la pista o al menos poderse defender cuando suena una bachata, una salsa, un merengue o un cha cha chá. Hay, claro está, quien se mete en este mundo por otras motivaciones más simples, como ligar. O personas que quieren perder peso, buscan conocer gente nueva o sencillamente olvidarse del mundo durante unos minutos u horas. Muchos de ellos acaban enganchándose a los bailes latinos, tal vez más de lo que hubieran imaginado en un principio.

Etiquetas: